Si hay tanta agua, ¿por qué es importante cuidarla?