La fuerza más poderosa del mundo

Vamos a sembrar
“Si unos cuantos niños aparecemos en titulares alrededor del mundo por no ir a la escuela durante unas semanas, imaginen lo que podríamos lograr todos juntos si realmente quisiéramos”. — Greta Thunberg

Un adolescente con una visión es una fuerza imparable, la pasión con la que defiende sus ideales, investiga sobre lo que le apasiona, se especializa en una materia es un poder inmensurable en la juventud.

“Gul Makai” usó el poder del internet para, mediante un blog de la BBC, denunciar los estragos en su comunidad causados por el Talibán: No más escuelas para niñas. La violencia se convertía en la norma. El miedo invadió al pueblo pakistaní. Cuando el blog de Gul Makai termino, fue revelado que había sido escrito por Malala Yousafzai de tan sólo 11 años, hija del maestro y activista Ziauddin Yousafzai. La revelación de su identidad la puso en peligro, pero lejos de rendirse, continuó con más fuerza, hasta que fue víctima de un ataque que la buscaba específicamente a ella cuando sólo tenía 15 años. Después de meses de cirugía y rehabilitación, Malala se enfrentó a tomar una decisión: llevar una vida callada y segura, o continuar su lucha en búsqueda de educación para todas y todos con lo que ella misma llama “el arma más poderosa”, su voz.

Así como Malala, un viernes por la mañana del año pasado, Greta Thunberg, de 15 años, tomo una decisión coherente a sus ideales, decidió no entrar a la escuela y estar durante toda la jornada escolar frente al parlamento sueco. “Huelga escolar por el clima”, decía la pancarta que desde aquel día hasta hoy, ella sostiene. Miles de niños y jóvenes se han unido a su causa y de manera audaz han apuntado los errores de las generaciones mayores que ponen en riesgo el futuro de su generación y la de sus hijos a través de conferencias increíblemente elocuentes y acciones contundentes, como el traslado durante dos semanas en el océano para llegar a la ONU en Nueva York en un yate de cero emisiones, en lugar de tomar un avión que habría contribuido al calentamiento global.

¿Qué hace especiales a los y las jóvenes como Malala y Greta? Podría alegarse que ellas están en situaciones extraordinarias, Malala en medio de una guerra, Greta con Trastorno del Espectro Autista que le permite percibir y decir las cosas de forma que la mayoría de nosotros no podemos. Sin embargo, millones de otras personas alrededor del mundo se encuentran en situaciones similares. Entonces, ¿qué hace que alguien tan joven tenga la audacia de enfrentar al mundo de esa manera?

¿Puede ser su educación? Gracias a las posturas de su padre, Malala estuvo expuesta a protestas y literatura social desde muy joven y pronto comenzó a dar sus propios discursos y a apoyar a sus compañeros a denunciar su situación y a exigir el cumplimiento de sus derechos a través del periodismo y los debates. Greta aprendió sobre el cambio climático y sobre otras protestas estudiantiles por su cuenta gracias al acceso a internet y su insaciable curiosidad.

¿Qué tal el apoyo de sus progenitores? Sin duda, Malala no habría logrado lo que ha hecho hasta hoy sin la ideología y acompañamiento de sus padres. Greta tuvo el valor de hacer demostraciones públicas después de haber logrado un cambio profundo en el comportamiento de su padre y madre para lograr disminuir todo lo posible la huella ecológica de su familia.

No todos seremos ganadores de un Premio Nobel o daremos discursos en la ONU; la meta no es esa. ¿Qué sí podemos hacer? Trabajar desde nuestra trinchera, en el escritorio en las oficinas en un museo o en el piso de operaciones del sector manufacturero, de manera que podamos garantizar educación y apoyo para los niños y jóvenes de nuestra comunidad.

Un niño o niña con una idea es el futuro de la humanidad… Imaginemos de qué manera pudieran contribuir al mundo… ¿Revolucionando la medicina?, ¿creando el siguiente gran invento en la revolución tecnológica?, ¿siendo una gran estrella del deporte nacional?, ¿garantizando nuestros derechos humanos?, ¿deteniendo el cambio climático?

Quizás los logros de todos no se conozcan en todo el planeta, pero, en palabras de Saraya “Paige” Knight, “el hecho de que no haya millones de personas aplaudiéndote no significa que lo que hagas no sea importante”. Los viajes de Greta y Malala empezaron con acciones pequeñas que cualquiera de nosotros podemos tomar, y siguieron gracias al apoyo de su familia y comunidad; algo que podemos decidir hacer cada día. Ellos son la fuerza más poderosa del mundo.

 

Este artículo fue escrito por Gabriela Torres, Divulgadora de experiencias educativas, ciencias sociales y humanidades de La Rodadora Espacio Interactivo.

Referencias documentales Malala Fund. (2018). Malala’s Story. Malala Fund. Consultado en línea en septiembre del 2019 en: https://www.malala.org/malalas-story?gclid=CjwKCAjwnrjrBRAMEiwAXsCc47f-0yfXPacUj4oISuac_AXOLo7Cj_2OwPFSsdIcAxz4_xDOoEOPyxoC1FgQAvD_BwE

Merchant, S. (Director y escritor citando a Knight, P.). (2019). Fighting with my family. [Largometraje]. Reino Unido/Estados Unidos: Metro-Goldwyn-Mayer.

Schatz, K. (2018). Mujeres Geniales. México: Loqueleo

Thunberg, G. (Noviembre del 2018). School strike for climate – save the world by changing the rules | Greta Thunberg | TEDxStockholm. TED talk. Consultado en línea en septiembre del 2019 en: https://www.ted.com/talks/greta_thunberg_school_strike_for_climate_save_the_world_by_changing_the_rules?language=en