Hablemos de dinero

“El futuro económico, y no económico, de una persona lo determina más la buena o mala gestión del dinero que haga esa persona que los ingresos que llegue a tener a lo largo de su vida”
— Gregorio Hernández Jiménez

Decisiones responsables
Vamos a sembrar

Es común hablar de esas cosas que “nos hubiera gustado aprender antes” o que “deberían enseñarse en las escuelas” y no es el caso. Una de las más universales entre todas es la educación financiera; qué hacer con mis finanzas personales. Es claro que es algo difícil de platicar en casa y puede ser complicado estandarizar algunas partes de esta información, sin embargo, la falta de estas habilidades resulta en problemas a largo plazo que se ven drásticamente disminuidos con el acceso oportuno a la información pertinente. Entonces, si sabemos que debemos de hablar de dinero, ¿desde qué edad debemos hacerlo?

Según algunos educadores financieros, podemos iniciar desde la edad preescolar. Los pequeños de entre 3 y 5 años, al comenzar a formar sus ideas concretas de las matemáticas, también pueden comenzar a entender que el dinero es aquello que nos permite conseguir “cosas”. Algunos juegos que incorporen “dinero de juguete” pueden ser excelentes herramientas para ayudar a concretizar el concepto, lo cual a esta edad, es importante en su aprendizaje.

Como los niños avanzan a la edad escolar, podemos comenzar a explorar que el dinero se gana y se gasta y que, para conseguir aquellas cosas que necesitamos, el trazar planes, tan sencillos como deban ser al principio, son importantes. Más adelante, tus hijos pueden pensar en algún objetivo y puedes tú pagarles por algunas tareas o resultados escolares o en el hogar guiándolos hacia el objetivo que buscan. Incluso, pudieran aprender directamente de ti lo que es un préstamo, y hasta qué son los intereses. Como dice Julia Lorenz-Olsen (2019), es mucho mejor que lo aprendan de ti, de alguien que genuinamente busca lo mejor para ellos, y no de una mala experiencia con el crédito en la juventud que pueda convertirse en problemas financieros a largo plazo. Ya en la adolescencia, tus hijos estarán listos para ir descubriendo poco a poco qué instrumentos financieros hay a su disposición y cómo y cuándo usarlos.

Sabemos que hablar de dinero no es cosa fácil. Pero es importante que desde una edad joven, crezcamos con nociones correctas sobre este tema. Quizás, algo que nos detenga, es nuestra propia falta de dominio. En ese caso, nosotros también nos veremos beneficiados del sinfín de recursos de educación financiera disponibles en línea y otros medios.

Entre los proyectos comprometidos, destaca el trabajo del Museo Interactivo de Economía (MIDE) de la Ciudad de México, Sesame Workshop y Metlife Foundation quienes, a través de su exhibición-taller Sueña, Ahorra, Alcanza, se trabaja con los más pequeños la importancia de conocer nuestras metas y las mejores formas de alcanzarlas siendo conscientes del uso de nuestros recursos y dinero tomando en cuenta al planeta para un desarrollo sustentable.

En La Rodadora, del 15 agosto al 17 de noviembre, tendremos la fortuna y el honor de ser la primera sede a la que esta exhibición-taller viaja. A través de siete experiencias interactivas que integran Elmo, Lola y Comegalletas dentro de nuestra Rodateca, aprenderemos a identificar metas, diseñar planes con sus plazos y estrategias, a construir nuestro propio huerto y, podremos empoderar a nuestros pequeños para que tomen decisiones informadas en pro de su bienestar. Sin duda estas son cosas que todos debemos saber.

Este artículo fue escrito por Gabriela Torres, Divulgadora de experiencias educativas, ciencias sociales y humanidades de La Rodadora Espacio Interactivo.

Referencias documentales

Lorentz-Olson y Olson. (3 de abril del 2019). Do kids need to learn about money? Two Cents – YouTube. Estados Unidos. Consultado en línea el 11 de agosto de 2019 en https://www.youtube.com/watch?v=770HVHEI284