De nuestra casa a la tuya

Trabajando para ti

Después de cerca de siete años rodando, nos enfrentamos como museo, como comunidad y como planeta, a una situación que no podíamos haber imaginado. Al día de hoy, no estamos completamente seguros de la magnitud del reto y de lo que significa para nosotros como institución. La incertidumbre que sentimos es real como seguramente lo es para un sinfín de espacios, parecidos o no al nuestro. Cada uno de los colaboradores que conformamos este equipo, estamos afrontando día a día este nuevo tipo de vida en las formas en que podemos hacerlo. Sin embargo, una cosa es segura: La Rodadora no deja de rodar.

Poniendo en primer lugar el bienestar y la salud de todos nuestros visitantes, Rodis, colaboradores y, por extensión, a la comunidad en general, La Rodadora ha tenido que soltar semillas y dejarlas tomar raíz en el hogar de sus equipos. Entramos en fase “home office”. Muchos de nosotros sin antes haberlo hecho, nos enfrentamos a retos particulares como las nuevas distracciones que no sabíamos que existían, así como la tarea antes inimaginable de construir una gran exhibición lejos del museo.

La Rodadora ha tenido que reconstruirse. Numerosas reuniones remotas se han realizado alrededor de preguntas clave como “¿de qué forma podemos mantenernos cercanos a la comunidad cuando no podemos vernos?”. Después de varias propuestas y diferentes ensayos, hemos resuelto expandir la forma en la que nos comunicamos. Esto significa nuevos retos, incluso para personas que no estaban directamente involucradas en estrategias como estas y, afortunadamente, en la explosión de grandes nuevos talentos que muchas veces ni los mismos colaboradores conocían. Por este lado de la cuarentena, nos sentimos profundamente agradecidos.

Sin embargo, no podemos asegurar que La Rodadora haya solucionado todos los posibles retos que han aparecido y aquellos otros que podrían aparecer más adelante. En concreto, nuestro estatus, producto de nuestra configuración como asociación civil, en el marco de la situación a gran escala que atravesamos todos juntos, resulta algo incierto. Desde su concepción, este proyecto ha salido adelante gracias a la buena voluntad de individuos y empresas valientes que han apostado por la educación, ciencia y cultura a través de la magia del juego en un espacio como este. Misma gran voluntad que, en estos momentos, podría estar enfocada en problemáticas de otras índoles, como es fácil comprender.

Nuestro patronato y equipo entiende esta situación. Pero otra cosa que entendemos es que, en momentos como este, nuestro compromiso con Ciudad Juárez, la niñez y el futuro de la misma debe robustecerse más que nunca.

Parece que mucho de nuestro mundo se ha detenido, pero los retos, las exigencias y, sobre todo, la vida continúan. Los valores y objetivos en la base de nuestra misión, se hacen claramente más necesarios. Es ahora el momento de explotar nuestra creatividad para cumplir nuestra promesa de nuevas formas, hoy desde casa, mañana desde el museo.

Esperamos salir de esta cuarentena renovados y con compromisos más fuertes, estrategias más inteligentes y una comunidad fortalecida. Esto no es nada fácil y el sólo nombrarlo es un gran compromiso, pero La Rodadora ha sido construida para hacerlo. Y la comunidad que cree en nosotros es, en realidad, la única herramienta con la que podremos lograrlo.

Por eso hoy, entre la incertidumbre y el estrés de la situación, desde nuestros hogares, buscamos llegar al tuyo con un poco de nuestra de ciencia, de arte, de nuevas ideas porque sabemos que es importante. Esperamos de todo corazón que gustes acompañarnos hoy y en el largo camino que aún tenemos por rodar.

Mantente seguro. Nos seguimos viendo. Te recibiremos pronto.
Estamos contigo.

Este artículo fue escrito por Gabriela Torres, Divulgadora de experiencias educativas, ciencias sociales y humanidades de La Rodadora Espacio Interactivo.

Te invitamos a conectarte con nuestras redes sociales donde te compartiremos nuevas actividades, recomendaciones, lecturas y un poco de nuestra labor diaria en Facebook, Twitter, Instagram y TikTok.