De Historias y Tradiciones: Francisca y la muerte